La gestión privada sigue en el debate del esquí en León.


Con el horizonte puesto en el 2018, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local marca como obligación que las instituciones de este nivel no pueden prestar servicios que no sean capaces de autofinanciarse. En el caso de las estaciones de esquí de León, claramente deficitarias, el debate ya está abierto desde el comienzo de este mandato en la Diputación, con la posibilidad de estudiar fórmulas de gestión privadas que eviten la sangría de pérdidas.

Llorente indica que es «difícil de justificar para la Diputación un déficit de tres millones por temporada en las estaciones cuanto el resto de la provincia está como está, debemos encontrar otro modelo de explotación para que se puedan rentabilizar todo el año, no sólo en la temporada de esquí sólo y exclusivamente».

Fuente: Diario de León