¿Por qué inscribir a los niños en un club?

Los clubs de esquí alpino son la cantera del deporte blanco, en ellos se forman los deportistas que con los años llegan a competir al máximo nivel, pero no sólo ellos, también muchos de los profesores, entrenadores o sencillamente, apasionados del esquí han crecido y se han formado esquiando en un club.

Es probable que, si tenéis hijos, os hayáis preguntado alguna vez si es buena idea o no apuntarlos a un club para que aprendan, hoy intentaré describir las ventajas que esto supone…

Antes de nada aclaremos un punto, cuando hablamos de un club de esquí no necesariamente debemos pensar en competición, competición y competición. Hoy en día existen gran variedad de clubs y cada uno tiene sus características y objetivos particulares, unos están enfocados a crear corredores mientras otros, por contra, entienden el esquí como algo puramente lúdico. Digo esto porqué hoy no pretendo hablar de si es positivo o no que inscribamos a los niños a un club de competición, eso lo dejaremos para otro día, hoy simplemente  hablaremos de las ventajas que supone formarse y aprender dentro de un club.

Vayamos a ello…

Punto 1 – Nuestros hijos esquiarán y aprenderán con un profesional. Como ya explicamos en su día (léase ‘Como iniciar a los niños en el esquí/snow’), aprender con un profesional es fundamental para hacerlo de manera segura y eficaz.

Punto 2 – Nuestros hijos esquiarán y se divertirán con otros niños de su misma edad y nivel. Pensemos que, en la nieve o en cualquier otro sitio, los niños son niños y disfrutan y se divierten más de las actividades si las hacen rodeados de amigos.

Punto 3 – Un club es económicamente más asequible que una escuela. Con esto no pretendo decir que sea barato, ni mucho menos, pero si hacemos números seguro que es más barata una hora de profesor en un club que una hora de escuela de esquí… Si un club cuesta unos 800 euros y se esquían 40 días durante la temporada, estamos hablando de 20 euros el día, o, lo que es lo mismo, unos 4 euros la hora de esquí con profesor.

Punto 4 – Al hacernos socios del club tanto nuestros hijos como nosotros podremos disfrutar de algunas ventajas, como pueden ser descuentos en algunos comercios o servicios, o, por mentar alguna más, el poder participar de determinadas actividades durante la temporada o pretemporada (entrenamientos físicos, fiestas, competiciones sociales etc. ).

Punto 5 – Al inscribir a nuestros hijos a un club nos ‘forzaremos’ a subir a esquiar de manera regular. Además pensad que aunque no podáis subir cada fin de semana, existen más opciones tales como cursos de navidad o semana santa, cursos quincenales, o incluso cursos sólo de sábados o sólo de domingos. Cuantas veces no nos habrá pasado que durante la temporada encontramos unas excusas o otras para no subir y cuando acaba el invierno nos arrepentimos de no haberlo aprovechado más…

Punto 6 – Si un día nuestros hijos quieren pasar de alumnos a profesores, el estar vinculados a un club posiblemente los ayude tanto en el momento de preparar las pruebas de acceso a los cursos de formación de técnicos deportivos como en el momento de entrar en el ‘mercado laboral’ (pensemos que es habitual que en un club tire de ‘cantera’ cuando se forma la plantilla de profesores).

De modo que, si os apasiona el esquí y tenéis hijos, no dejéis de informaros sobre los precios y posibilidades que os ofrecen los clubs que trabajan en vuestra estación de esquí.

Fuente: Nevaport & Winter is coming

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: